Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 mayo 2009

sonidoAudiomol ha seleccionado “La Empresa Sensual” como uno de los títulos para lanzar su editorial de libros en formato Audiolibro. Se trata de un formato en clara expansión.. Sólo por darte un dato, la cifra de ventas de Audiolibros en Alemania en el año 2007 fue de 168 millones de euros.Si quieres saber más, acércate por:

http://www.audiomol.com/audiomol.aspx?id=autoayuda

Mucha suerte, Audiomol.

Read Full Post »

Entre documental de la 2 y documental de la 2 (ejem), ví la otra noche un rato Operación Triunfo. Pues bien, la gran sorpresa fue cuando ví que, como parte del jurado, se encontraba Ramoncín. Mi sorpresa no venía del hecho de que, como resaltaba la prensa, en su momento el ilustre rockero hubiese firmado un manifiesto en contra de este popular programa musical de televisión. Hay que recordar que en aquel momento todavía se vendían discos y Ramoncín, tan próximo a los intereses de la SGAE, no podía permitir que unos jovencitos arribistas estuvieran en la lista de discos más vendidos. Como en la actualidad los artistas se mantienen más por el canon digital que por los discos vendidos, Don Ramón ha decidido pasarse al “enemigo”.
No. Mi sorpresa tenía una naturaleza diferente. Considero a Ramoncín uno de los peores cantantes que he escuchado en mi vida (y eso que aquí incluyo a los del coro de mi colegio). Y resulta que el que ha sido tan poco dotado por la naturaleza se dedica ahora, con la mayor desvergüenza, a aconsejar a jovencitos y jovencitas sobre como cantar. Sobre como emocionar al público (él simplemente nos aterraba), sobre qué registros emplear (él sólo tenía uno, bastante malo) o sobre como moverse en el escenario (cuando sólo ha demostrado moverse bien por los despachos de la SGAE). 
Credibilidad, ninguna. Descaro e irresponsabilidad, bastante. Se me ocurrio pensar que existen muchos Ramoncines en el mundo de la empresa. Personas que aconsejan, asesoran, mentorizan… sin saber de lo que hablan. Y lo hacen a profesionales que saben mucho más que ellos. Profesionales que atesoran mucha más experiencia real. Que se han curtido en mil campos de batalla y que han demostrado que en la vida real no sólo hay que hablar. Hay que hacer. Hay que cantar bien (o haber cantado bien) para enseñar a cantar.
Pero estos Ramoncines son expertos en poner el lazo a cajas vacías y en las empresas a veces tenemos tanta presión que compramos cualquier producto con la esperanza de encontrar las soluciones a los problemas que nos agobian. Abrimos la caja y no hay nada. 
Esta vez no me voy a dirigir a nadie. Vosotros sabéis quienes sois, Reyes del Pollo Frito. A los buenos cantantes, a los buenos críticos, a los buenos profesionales, mi admiración y mi respeto.

Read Full Post »

ninos-publi“Mi querido Diario: Hoy papá me ha regañado en la cena porque dice que utilizo demasiadas palabras del mundo de los negocios. Dice que sólo tengo 8 años y que ya tendré tiempo de utilizarlas cuando sea mayor. No se da cuenta de que él y mamá siempre las están utilizando y no creo que sea tan raro que se me pegue alguna.

A lo que vamos. Hoy me lo he pasado muy bien en cole. Aunque he tenido un problema en el examen de matemáticas porque me han pillado haciendo Benchmarking (vamos, copiando). El profe se enfadó conmigo y me dijo que eso no estaba bien. Lo que no entiendo muy bien es como el profe de los mayores no se entera, porque ellos se pasan el día haciendo Benchmarking, copiándose los unos a los otros. ¡Los trabajos que presentan deben ser todos iguales! ¡Y no les pillan!

Más tarde tuvimos clase de Sociales con la Señorita Montse. Tuvo que salir un momento y le pidió a Rubén, que es un poco promocionable, que cuidara la clase mientras ella estaba ausente. Rubén, claro, se puso a hacer una Evaluación 360% (poniendo cruces al lado de los nombres, aceptando recomendaciones de otros promocionables) para cuando la Señorita Montse volviera. ¡Bah!, la verdad es que mucho ruido y esas Evaluaciones con tantos grados luego no sirven para nada.

Así que llegó la hora del Outdoor, digo el Recreo, otra vez se me ha escapado, y nos empleamos a fondo porque estamos de lleno en una Liga InterEmpresas del Colegio. Hoy nos ganó 5º G, que la verdad es que tiene un delantero con muchas competencias.

Después de comer, me tocó Coaching con el Tutor. Por lo visto está de moda hacerlo. La verdad es que es un tío majete que me dice cosas que ya sé y que si tuviera el valor suficiente me las diría yo mismo. En la última clase estuvimos repasando la Misión, la Visión y los Valores, aunque no sé que rollos se traen los mayores con esa asignatura de Religión.

Bueno, tengo que apagar la luz, que es tarde y papá últimamente está un poco nerviosete. La culpa la tiene, me parece, el haber vuelto al Cole. Es uno con un nombre muy raro. “Embiei”, me parece. Y para mí que le han debido suspender en el trabajo, porque si no le han cateado, ¿ por qué vuelve al Cole?. Bueno, Diario, hasta mañana.”

Disculpen la chiquillada. Pero es que el fin de semana pasado me pidieron ayuda para desarrollar el caso de Recursos Humanos de un MBA (sí, un “Embiei”). Trataba sobre una empresa en un proceso de Gestión del Cambio ocasionado por una crisis financiera y de gestión. Las soluciones que proponía el Manual me parecían, en muchas ocasiones, infantiloides: pequeñas fiestas los viernes, regalos de reconocimiento por valor de unas decenas de dólares, grupos de trabajo de mejora continua, …

Por otra parte, ya en nuestro entorno, creo que nos va a costar poco encontrar ejemplos en los que adultos, profesionales, personas inteligentes, somos tratados y tratamos a otros como niños. ¿Revisamos, por ejemplo, las políticas de comunicación interna de las empresas?

Déjenme hablar claro. Lo que los profesionales queremos es un buen Proyecto, estimulante, atractivo, claro. Y luego un buen salario. Y un trato digno y leal por parte de nuestras empresas. Stop. Lo demás son juegos de niños. No se debería entender con estas palabras que las empresas no deban buscar los intangibles (lealtad, vinculación, valores comúnmente aceptados). Lo que quiero decir es que no se debe confundir los intangibles con los “infantibles”.

Hay una teoría que dice… ¿Cómo? Un momento… Disculpen, tengo que dejarles, es mi amigo Javier, Director Financiero de X, que me invita a una partida en la Play.

Read Full Post »