Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 enero 2011

Doble personalidad, trastornos bipolares, ciclotimia, … Imagine que su trabajo consiste en ser, a veces, ángel y, a veces, demonio. Constructor y destructor. Que sienta su trabajo como una mano tendida y, poco después, lo sienta como puño de hierro.

Si hasta aquí usted se siente identificado con las palabras anteriores, muy probablemente usted trabaja para un Departamento de Recursos Humanos. El Departamento Dr. Jeckill, el Departamento Mr. Hyde. Hasta hace pocos meses, los profesionales de Recursos Humanos estaban muy ocupados desarrollando programas de conciliación de la vida profesional y laboral, sofisticados procesos de reclutamiento para atraer aquellos -pocos- profesionales talentosos del mercado, prometedores planes de capacitación y desarrollo,… Sin duda, un trabajo bonito que consistía en ayudar a las organizaciones por medio de la ayuda a las personas que trabajan en ellas.

Pocos meses. Pocos meses después usted es la misma persona, pero le han cambiado el plano del edificio que estaba diseñando (un edificio en forma de planes de desarrollo) y le han puesto en la mano una guadaña. Ahora se espera de usted que despida a muchas personas. Que lo haga de forma eficiente y rápida. Que reduzca salarios e incentivos. Pero eso sí, se le exige que sus profesionales sigan contentos y motivados.

No hay otro Departamento cuya naturaleza sea tan contradictoria en la empresa. Cuya imagen sea tan intrínsecamente desgraciada. Que pueda pasar del cielo a la tierra tan rápidamente. Aún así, existen muchas formas que los Departamentos de Recursos Humanos pueden utilizar para convivir con tal esquizofrénica situación. ¿Cuales? Otro día, yo ya no trabajo en Recursos Humanos. Hoy me limito a expresar mi solidaridad y mi admiración a todos los profesionales que siguen trabajando en RRHH.

Read Full Post »